943 290 623

Mes: Septiembre 2011 (Page 1 of 2)

Un afeitado de cine, la barbería de elivelimen

Aprovechando  que tenemos el Festival de Cine de San Sebastián… me he preparado un afeitado de cine.

El afeitado

 REFLEXIONES SOBRE EL AFEITADO.
En este mundo en el que vivimos parece que todo gira entorno a las sensaciones. Todos tenemos sensaciones: los deportistas, los artistas, los trabajadores, los políticos, los peluqueros…y aquí es donde aparece el afeitado. Este gesto tan cotidiano reúne los cinco sentidos, unos de una forma más evidente y otros de una manera menor.
En el afeitado ponemos a prueba los cinco sentidos.
  • El olfato: no se por qué pero eso de aplicarme un jabón o crema de afeitado que me de un poco para atrás hace que todo lo que vaya a hacer después ya no me convenza.Por el contrario si es un aroma que  me gusta hará que el día empiece de otra manera.
  •  El oído: otra sensación, poder oír como esos pelos que me quiero quitar de mi cara son cortados a ras de piel, y sin tener ningún dolor, me puede llegar a cautivar.
  •  El tacto: bueno, bueno a este sentido si que le saco partido. Me puedo ver bien, pero como me pase la mano por la cara y me note que no me he apurado lo previsto… ya no es lo mismo. Puedo  notar si me estoy apurando mucho o poco, también puedo valorar si la cuchilla está en su punto o necesita un cambio. La verdad es que sería muy difícil entender un afeitado sin tacto.
  • La vista: la verdad es que no veo el momento de hacerme un afeitado sin mirarme al espejo, más aun teniendo en cuenta que me afeito con navaja.
  • El sabor: todavía no ha llegado el momento de tener que tomar una pastilla, cápsula o lo que sea para afeitarnos. Pero quien sabe!!!. De todos modos, que buen sabor me deja un gran afeitado.
   Así que realmente es un acto, este del afeitado, que me aporta muchas sensaciones.
En mi mano está que estas sensaciones sean mejores o peores. Yo prefiero que estas sensaciones sean las mejores, por eso presto atención a cada sentido.

Page 1 of 2