943 290 623

¡Hemos vuelto!

Os echábamos mucho de menos a todos. La cuarentena -aunque hayan acabado siendo más de 40 días- nos ha hecho cerrar las puertas de eliveli men y nos ha impedido cuidar vuestras barbas, mantener a raya vuestros peinados y controlar vuestro afeitado. Pero todo tiene un final. El lunes 4 de mayo nuestra barbería de Donostia abría de nuevo sus puertas. Con cita previa y muchos más cambios. Pero con las mismas ganas e ilusión que siempre. ¡O incluso más! 

¿Qué habéis hecho vosotros estas semanas? Nosotros hemos rescatado viejas fotos del disco duro -ya sabéis que la fotografía es una de nuestras pasiones- que podéis ver en nuestro canal de Instagram (link a Instagram), hemos pasado tiempo en familia e incluso ¡nos hemos lanzado a grabar un vídeo para enseñaros a cortaros el pelo en casa! Y es que sabemos bien que la “melena” de más de uno ha sufrido demasiado estos dos últimos meses sin nuestras tijeras. ¿Qué te parece?

Pero, además de todo eso, hemos pensado mucho en cómo sería la famosa “nueva normalidad” en nuestra peluquería masculina. Sin abrazos, pero con muchas sonrisas. Y el contacto… qué os vamos a contar. Sin acercarnos a vosotros no podemos realizar nuestro trabajo así que hemos estado preparándolo todo para la vuelta. Porque, ante todo, la salud sigue siendo la prioridad.

Medidas de seguridad en eliveli men
  • La espera: las colas se han convertido en un icono de los tiempos del coronavirus. ¿Parecía algo del patio del colegio, verdad? Pues ahora nos ha tocado volver a hacerlas (y sin cuchicheos al oído) delante de la panadería, del supermercado, del ambulatorio… Si llegas a nuestra barbería y te toca esperar, tendrás que hacerlo en el exterior de la peluquería. Verás una pegatina en nuestra puerta que te recordará que debes esperar a que te indiquemos que podemos atenderte. 
  • Cita previa: si quieres venir a eliveli men, llámanos primero para pedir tu cita. Te mandaremos un email con la confirmación de tu cita y un día antes un recordatorio por SMS, que puedes utilizar como justificante de desplazamiento
  • La distancia: el famoso distanciamiento social que regirá nuestras vidas a partir de ahora. Hemos colocado pegatinas en el suelo para que controles los recorridos y las distancias por la peluquería y, más importante aún, hemos instalado mamparas transparentes entre las butacas para separar y hacer más seguros nuestros puestos de trabajo.
  • Medidas de protección: todo el equipo de elivelimen te atenderá debidamente preparado y equipado para evitar el contacto y un posible contagio contigo. En tu caso, te facilitaremos material desechable durante el servicio. Además, al acceder a la barbería te administraremos gel desinfectante, guantes y mascarilla. Y el cobro del servicio se realizará en el sillón de trabajo para evitar el movimiento de personas por el local. 
El equipo de eliveli men está ¡preparado para recibirte!

Con todo esto, solo quedar daros las gracias. Gracias por vuestra paciencia y por vuestra comprensión. Gracias por vuestra colaboración, respetando estas normas y hacer más fácil nuestro trabajo con todas estas medidas. Pero, sobre todo, GRACIAS POR CONFIAR EN NOSOTROS. Estos últimos días nos habéis vuelto a recordar que lo mejor de nuestro trabajo es la familia que hemos creado todos juntos, la gran familia #elivelimen. Gracias por estar ahí. 

Afeitado clásico, paso a paso

El afeitado clásico, paso a paso

Si estás interesado en aprender la técnica del afeitado clásico has llegado al lugar adecuado: en este artículo vamos a recoger las bases de esta técnica y te ayudaremos a entender qué herramientas necesitas y qué pasos son imprescindibles para iniciarte en el afeitado clásico.

Afeitado clásico en barbería en Donostia - eliveli men

En nuestro último post te contábamos los principales beneficios del afeitado clásico: es más respetuoso con nuestra piel, es igual o más apurado que el afeitado con las cuchillas modernas, es más económico y más respetuoso con el medio ambiente y, lo mejor, se convertirá en un ritual imprescindible en tu rutina. ¡Prometido!

Afeitado clásico, paso a paso

1. Preparar la piel

Lo primero que tienes que hacer es preparar tu piel para el proceso al que le vas a someter. Hemos hablado en muchas ocasiones de la importancia de este paso: nunca, jamás, te lo saltes si no quieres dañar e irritar tu rostro. 

Puedes empezar por hidratar tu cara con un lavado facial con agua caliente u optar por afeitarte tras salir de la ducha. Después, seca tu rostro con una toalla suave mediante pequeños toques sobre la piel. Nada de toallas ásperas ni de frotarla con intensidad para retirar la humedad.

Inmediatamente después aplica el producto que más te guste para terminar de preparar tu piel para el afeitado clásico. Ten en cuenta que los productos que emplees en este paso deben tener un pH que respete tu piel.

Dedícale tiempo a este primer paso, usa productos de calidad y, después, aféitate sin prisas; tu piel lo agradecerá mucho. 
Crema o aceite pre-afeitado

El aceite o crema de pre-afeitado antes de nuestra rutina proporcionará lubricación a la piel y a la herramienta que vayamos a usar durante el afeitado. Estos productos crearán una barrera que evitará la evaporación de agua, previniendo la deshidratación de la piel y del pelo de la barba. Si empleas aceite ten en cuenta que es importante no dejar la piel muy saturada de producto para no saturar los pelos de la brocha de afeitar. Por su parte, los pre afeitados en formato crema son más ligeros y livianos que los aceites, pero también protegen algo menos la piel. 

Piedra de alumbre

Aunque se puede aplicar antes del afeitado para obtener una protección antiséptica, lo más habitual es utilizarla tras el afeitado. En este artículo te explicamos cómo aplicarlo:
> La piedra de alumbre y el afeitado clásico

Afeitado clásico en Donostia - San Sebastián

2. Extender la crema de afeitar

Este es uno de los pasos más importantes en el afeitado clásico. No solo cuenta la maña: los productos marcan la diferencia. Elige una crema o un jabón de afeitar y extiéndela por tu rostro con una buena brocha de afeitar. Los pelos de la brocha en contacto con tu piel tienen un efecto exfoliante, perfecto para eliminar las células muertas de tu rostro. Y la sensación de la brocha en contacto con tu cuello y tu rostro es inigualable

El jabón o la crema de afeitar ayudarán a reblandecer el vello de tu rostro. Usa agua caliente para humedecer la brocha y cárgala de producto para luego con movimientos circulares generar espuma. Después, aplica la espuma con la brocha realizando pequeños círculos hasta cubrir toda la superficie a afeitar.

Espera un minuto antes de iniciar tu afeitado clásico, para que la crema o el jabón de afeitar pueda humedecer y suavizar el vello para un afeitado aún más suave. 
¿Crema o jabón de afeitar?

Una de las grandes dudas de los que empezáis en el afeitado clásico es si optar por la crema o por el jabón de afeitar, en nuestra opinión es cuestión de gustos y preferencias.
> Crema de afeitar o jabón de afeitar, cuál elegir para el afeitado clásico

Brocha de afeitar

Para extender el producto por la piel, necesitarás una brocha de afeitar. Invertir en una buena brocha de afeitar es imprescindible
> Cómo elegir una brocha de afeitar
> Cómo usar una brocha de afeitar [incluye vídeo tutorial]
> Cómo cuidar una brocha de afeitado clásico [incluye vídeo tutorial]

Comprar una brocha de afeitado clásico

3. Afeitado clásico con navaja o cuchilla

¡Ya estás listo para afeitarte! Elige tu herramienta (navaja o cuchilla) y tira ligeramente de la piel mantenerla firme y facilitar que el dilo se deslice por ella sin incidentes. Es importante que entiendas que el afeitado se basa, en un 80%, en el movimiento de la muñeca

Unas tres pasadas con la cuchilla o la navaja de afeitar deberían ser suficientes. Aplica la presión justa y aféitate en la dirección del crecimiento del pelo si quieres evitar que tu piel se irrite.

Es cierto que algunas zonas son más complicadas que otras. Para que te sea más fácil entender todo este proceso, te dejamos un par de vídeos de nuestro canal de youtube donde podrás ver a Eustaquio usando la navaja de afeitado clásico:

Aféitate desde la oreja a la boca y desde el mentón a la nuez. 
Maquinilla de afeitar

La maquinilla clásica es más fácil de utilizar para aquellos que estáis empezando, ofreciendo unos grandes afeitados. Podéis optar por peine abierto (cuchilla más expuesta) o peine cerrado(cuchilla menos expuesta)

Navaja – Shavette

Tiene el mismo formato que una navaja con la diferencia de que se le cambia la cuchilla. La marca japonesa Feather tiene cuatro modelos de cuchillas diferentes entre las cuales hay dos que te ofrecen mayor protección. En este vídeo podéis ver una review de las cuchillas de afeitado clásico de Feather Soft Guard para la línea Artist Club y una comparativa con otras cuchillas para shavette de la marca. ¡Con los ojos tapados!

Navaja de afeitar

La herramienta esencial en el afeitado clásico; requiere mucha dedicación para preparar su filo y siempre ofrece ese momento “nostálgico” que muchos hombres añoran en el afeitado.

4. After shave

Y tras el afeitado, volvemos a cuidar la piel. Finaliza este proceso aclarándote con agua fresca y a continuación aplicando un bálsamo post afeitado o un aftersave para cuidar y proteger tu piel. Ten en cuenta que el afeitado tiene un coste para tu rostro y elimina hasta dos capas de piel, por lo que esta fase del afeitado clásico es vital para calmar tu piel e hidratarla. 

El aftershave es un aliado perfecto para vuestro afeitado clásico. Las lociones, además de retener mejor el aroma, son buenas desinfectantes y ayudan a controlar el acné, granos y espinillas. El aftershave bálsamo, por su parte, es una rica crema hidratante calmante para el post afeitado. Sus principales beneficios son sus efectos cicatrizantes, antiinflamatorios e hidratantes, lo que permite reparar, regenerar e hidratar la piel.

Peluquería de caballeros en Donostia


Página 1 de 38